El primer cuento de los «American tales» es sobre la experiéncia que Tomás hizo en su primera estancia en Europa. El texto fue escrito originariamente en español.


Para un estadounidense, un sueño de muchos estudiantes universitarios es estudiar en el extranjero para ver a mucha de Europa.

Yo tenía la gran fortuna de hacer esto el año pasado por cinco meses en la hermosa ciudad de Barcelona.  Era capaz de viajar por mucho de Europa a lugares como Paris, Londres, Marruecos, Budapest, Múnich, y más. Era fantástico.

Pero no solo quería viajar a otros lugares y sacar fotos. Esto es importante y divertido, pero también quería aprender más del idioma y cultura del país estancia. Me encantan el español y aprender otras lenguas. Quería poder de comunicar con otras personas por su lengua.

Por eso, tomé un riesgo no común

y me quedé con una familia: una mujer catalana y muy amable, y un “hermano” italiano que estaba trabajando en la ciudad mientras aprendiendo el catalán.

Desde Chicago a Barcelona: viajar para conocer y conocerse

Porque tomé un riesgo, un día, el hombre me invitó a un partido de fútbol. Él juega cada semana con sus amigos. Yo no he jugado mucho el fútbol en la vida – solo por dos o tres años cuando era niño. Por eso, no conocí bien como jugar – solo las reglas esenciales.

Pero tomé otro riesgo y acepté su invitación.

No sabía que fuera a ocurrir y, en verdad, tenía un poco de miedo. Pero este partido fue unas de las experiencias favoritas y más aventureras para mí cuando estaba en el extranjero.

Conocí a muchas personas de todo el mundo: de Argentina, Alemania, Chile, Colombia, Francia, Italia… Fue difícil, interesante, y divertido jugar un deporte mientras comunicando en una lengua yo conocí solo adecuadamente. Al principio, fue desafiante. Tuve que triangular entre los mandatos españoles y el contexto del partido en el momento de esos mandatos para entender los mandatos, las reglas, y la estrategia. Pero durante el partido, me dio una cuenta que no tuve que entender toda la lengua para jugar el partido. Con mínimo comunicación (mandatos y no párrafos de información), entendí bastante como jugar y que debo hacer.

He sabido que el fútbol es “el deporte mundial” y que la Copa Mundial tiene las más espectadores de cualquier otro espectáculo.

Pero fue en este partido que se convirtió en verdad este hecho para mí. Y fue por razón de jugar el partido con otras personas del mundo, aún cuando no nos entendiéramos en cada palabra.

Descubrí que hay cosas que son más profundas que el lenguaje que puedan conectar personas – una de estas cosas es el deporte.

Y en este contexto, ese deporte es el fútbol. Desde vi la habilidad de fútbol para conectar a otras personas, he desarrollado un respeto más alto para el fútbol y su importancia.

También, he aprendido otra vez la importancia de tomar riesgos.